Iluminación en los automóviles

Actualmente podemos distinguir tres modelos diferentes en función del mecanismo que utilicen para crear el haz de luz: halógenas, xenón o de LED. Estamos hablando de las lámparas que utilizan las luces de día, posición, cruce, carretera y antiniebla ya que para el resto (intermitentes y luces traseras) se siguen utilizando bombilla de toda la vida. Veamos las características que tienen cada uno, sus ventajas e inconvenientes.

LÁMPARAS HALÓGENAS

RavHalogeno

Las lámparas halógenas son el tipo más común de luces que podemos encontrar en los automóviles en todos los tipos de alumbrado delanteros: luces de día, posición, cruce, carretera y antiniebla. Se trata de una bombilla normal pero en la cual la incandescencia del filamento se produce en el entorno de un gas noble, normalmente yodo.

De esta forma, el yodo ayuda a que la luz sea más brillantes, consiguiendo un mayor contraste de los objetos por la noche, y que la duración de la bombilla sea mucho mayor. Aproximadamente unas 350 o 400 horas. Son relativamente económicas, dependiendo del tipo, potencia o fabricante. Además, son fáciles de cambiar por uno mismo cuando se funden.

LÁMPARAS DE XENÓN

La luz de las lámparas de xenón se crea de una forma completamente diferente a las halógenas. Se genera gracias a un arco voltaico de aproximadamente 30.000 voltios que se produce entre dos electrodos de tungsteno situados dentro de una cámara de vidrio.

Xenon

Esta cámara contiene en su interior el propio gas xenón mezclado con otras sales de metales halogenizadas. En función de la composición química de la mezcla, el color de la luz será más o menos azulado. A excepción de los modelos con acabados básicos, la mayoría suelen equipar faros de xenón al menos en las luces de cruce ya que son las más utilizadas en el día a día.

Si las comparamos con las halógenas, las lámparas de xenón iluminan hasta tres veces más con la mitad de consumo de energía. También la visibilidad es mejor ya que la luz es mucho más similar a la solar y los objetos aparecen mejor iluminados.

Duran entre tres y cuatro veces más que una lámpara halógena (unas 1.500 horas) aunque debido a los altos voltajes con los que funcionan, su cambio debe realizarlo personal cualificado.

LÁMPARAS DE LED

Las lámparas de LED (light-emitting diode) han sido las últimas en llegar a los vehículos, al menos en lo que se refiere a la iluminación delantera ya que desde hace años ya se podía observar su utilización en los intermitentes y las luces de freno.
VolvoLED

El faro, en vez de estar formado por un punto de luz y un reflector, se construye mediante el uso múltiple de ledes ya que cada uno de ellos puede ser dirigido individualmente para crear la iluminación allá donde lo consideremos necesario.

Comparadas con las otras luces, las halógenas y las de xenón, las luces de ledes son prácticamente para toda la vida, ya que duran hasta 100.000 horas, lo que supone aproximadamente unos 20 años de uso habitual. Además, su consumo es muy bajo ya que son muy eficientes: solo se pierde entre un 10% y un 20% del total de su energía en forma de calor.

Fuente: http://www.motorpasion.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s